Transcurren los días y parece que, poco a poco, van confirmándose las previsiones de un tiempo más lluvioso para la península a medio plazo, al menos en gran parte del centro y suroeste peninsular, donde lloverá bastante a lo largo de la próxima semana.

La razón principal de este anunciado cambio de patrón atmosférico es la formación de un extenso y potente anticiclón en el norte de Europa, que bloqueará el paso habitual de borrascas por latitudes altas, desviándolas por un camino mucho más al sur: a través de Azores y hasta el oeste de la península Ibérica.

En la animación superior vemos la llegada del primer frente a la península hacia el próximo lunes-martes, que dejará lluvias débiles o localmente moderadas en el sur y centro peninsular, pero en principio no sería un frente demasiado activo.

Sin embargo, será de cara a mediados de semana cuando el acercamiento de una borrasca mucho más potente y extensa el miércoles-jueves nos deje precipitaciones bastante más generosas, sobre todo en la mitad occidental de la península.

Un frente que dejaría acumulaciones de más de 20-25 litros/m² en sólo un día en muchas regiones del oeste y suroeste (nada mal), y hasta más de 40-60 litros en zonas de sierra bien orientadas a esos vientos húmedos de procedencia atlántica (más de ¡100 litros/m²!, por ejemplo, en el norte de Extremadura).

También en Canarias hablaremos de lluvias generalizadas los próximos días, incluso abundantes en las islas de mayor relieve y acompañadas de fuertes tormentas.

Posteriormente, dicha borrasca acabaría perdiendo fuerza a lo largo de la segunda mitad de la semana, pero las lluvias seguirían descargando de manera débil e intermitente en algunos puntos del país, manteniéndonos todavía con un tiempo inestable.

De cara al fin de semana llegaría una nueva borrasca con otro frente asociado que volvería a repartir más precipitaciones desde el oeste a gran parte de la península, aunque para entonces la incertidumbre ya es demasiado elevada a fecha de hoy.

Posibles nevadas abundantes en todo el norte peninsular

Otro aspecto a vigilar es la posibilidad de que esa misma borrasca de mediados de semana pueda coincidir con una masa de aire muy frío en el norte peninsular, procedente de la ola de frío que durante la próxima semana afectará a gran parte de Europa.

Una situación que desembocaría en copiosas nevadas, primero, en algunos puntos del centro-este peninsular y, posteriormente, en muchas zonas de la mitad norte, incluso a nivel del mar en el cantábrico o en las costas mediterráneas del noreste peninsular (Cataluña o el norte de la Comunidad Valenciana).

Hay una gran expectación respecto a esto, ya que no todos los modelos contemplan esa posibilidad, pero es un escenario bastante realista dada la situación. Se producirá un choque de masas de aire: la fría y seca que desciende a través del continente europeo, y la templada y húmeda que entrará en la península desde el Atlántico.

Mientras algunos modelos resuelven la situación con ese ‘encontronazo’ de frío y precipitación sobre la mitad norte peninsular, otros lo hacen sobre Francia, Reino Unido o Alemania a medida que las precipitaciones invaden centroeuropa tras la ola de frío.

Veremos en qué queda todo, pero lo que ya está más o menos claro es que acabaremos febrero y empezamos marzo con lluvias en amplias zonas de la península y, además, lluvias generosas de las que hacen subir a buen ritmo los embalses.

Más allá de la próxima semana es muy complicado poder concretar, pero las previsiones semanales estarían indicando que la primera quincena de marzo podría estar igualmente marcada por la llegada de lluvias a la península, lo cual sería una muy buena noticia.

 

Puedes seguir cada situación a través de nuestra cuenta de twitter (@MeteoIberiaEs) y facebook (MeteoIberia.es), donde estarás informado en todo momento con actualizaciones de última hora.

el tiempo@meteoiberia.es

COMENTA ESTA NOTICIA

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí