•  
  •  
  •  
  •  

Es 40 de mayo y las temperaturas son bastante frescas en amplias zonas del país como consecuencia de los diversos descuelgues de aire frío que se han sucedido desde el Atlántico Norte en estas dos primeras semanas de junio. Sin embargo, el descenso térmico de estos días no es nada en comparación con la bajada de temperaturas que se va a producir a partir de este jueves.

La llegada de una masa de aire frío desde el entorno de Groenlandia e Islandia hasta la península promete traernos una nueva e importante bajada generalizada de temperaturas en más de media España, asociando una anomalía negativa de hasta 15 grados por debajo de las temperaturas propias que deberíamos tener en este momento del año.

No es que vayamos a tener frío invernal en pleno junio (o al menos no en zonas llanas), pero sí que las temperaturas van a ser inusualmente bajas para la época del año durante varios días en la mayor parte de la península, incluso con el paso de algunas precipitaciones repartidas y NEVADAS en media-alta montaña del centro y norte peninsular.

En algunas zonas puntuales y bien orientadas de la Cordillera Cantábrica y, sobre todo, Pirineos se pueden acumular entre 40-60 cm de espesor (o más) a lo largo de los próximos 5 días, y entre los 5, 10 o 15 cm en el resto de áreas montañosas, dependiendo de cómo se repartan las precipitaciones durante esta descarga fría de origen ártico.

En lo que respecta a las precipitaciones en forma líquida, lo cierto es que, salvo en el tercio norte peninsular, las lluvias no serán demasiado cuantiosas en el resto de zonas en general, aunque la persistencia de este patrón de tiempo revuelto durante los próximos 8-10 días sí puede dejar acumulados interesantes en algunas zonas bien expuestas del noroeste peninsular.

Y es que parece que este ambiente inestable y fresco podría mantenerse más allá de mediados de mes (hasta el 18-20 de junio aproximadamente), por lo que este año el ‘40 de mayo’ es posible que se alargue hasta el ‘50 de mayo’.

El gráfico superior muestra cómo prácticamente todos los escenarios (esas líneas de distintos colores) indican el brusco descenso térmico de los próximos días, prolongándose esta situación hasta iniciada la próxima semana. A partir de entonces, la tendencia en los termómetros sería al alza, aunque por ahora sin calores extremos a la vista para lo que resta de junio (en principio).

La mayoría de escenarios estarían indicando un tramo final del mes marcado por una normalización en las temperaturas o ligeramente por encima de la media (línea roja), pero sin despuntar demasiado de momento.

No obstante, recordemos: lo que pasa en junio no tiene por qué anunciar cómo será el verano. Años recientes han tenido récords de mínimas muy bajas y máximas muy altas o históricas en el mismo verano…

 

Puedes seguirnos a través de nuestra cuenta de twitter (@MeteoIberiaEs) y en facebook (MeteoIberiaEs), donde podrás enterarte al momento cada vez que publiquemos.

eltiempo@meteoiberia.es


  •  
  •  
  •  
  •  

COMENTA ESTA NOTICIA

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí