La borrasca que estos días recorre el sur de la península con precipitaciones y fuertes rachas de viento, está dejando también un ambiente muy revuelto en amplias zonas del norte del continente africano, a medio camino entre Argelia y Marruecos.

Y es que esta borrasca (más bien es un embolsamiento de aire frío en altura) está provocando el levantamiento de importantes cantidades de polvo sahariano en pleno corazón de Argelia, y que a lo largo de esta semana afectarán la península desde el sur.

El mapa de portada muestra la situación prevista para mediados de semana, en la que una importante lengua de polvo sahariano se extenderá sobre gran parte del centro y sur del país desde zonas interiores del desierto del Sahara.

Aunque la intensidad y la extensión final de esta nueva entrada de polvo en suspensión dependen de los movimientos de la borrasca, parece bastante claro por la mayoría de modelos que esta circunstancia se va a producir a lo largo de los próximos días.

Por lo tanto, cabe esperar cielos turbios y amaneceres/atardeceres muy llamativos esta semana en muchas zonas del país, como consecuencia de las altas concentraciones de polvo lanzadas hacia la península por esta borrasca.

Lluvias de barro: ¡no laves el coche!

La llegada de esta masa de polvo en suspensión junto con algunas precipitaciones débiles, hará que el fenómeno de las lluvias de barro afecten también a numerosos puntos del sur peninsular, por lo que recomendamos no lavar el coche estos próximos días.

Como muestra la animación superior, será sobre todo a mediados de semana cuando dicha nube de polvo se sitúe sobre la península, con posibles lluvias de barro en muchas zonas en el transcurso de la semana, incluso alcanzando el interior peninsular.

Aunque pueda parecer extraño, se trata de un hecho bastante común en nuestro país durante el invierno (sobre todo en febrero), ya que casi todos los años se dan estas entradas de polvo en suspensión desde África, protagonizadas por la presencia de alguna borrasca que ha terminado situándose demasiado al sur.

Esta vez, la entrada de polvo sahariano no será tan evidente a nivel del suelo (en forma de calima), sino sobre todo en capas más altas debido a los fuertes vientos en la zona de origen, que levantan el polvo hasta alturas muy significativas respecto al suelo.

¿Subirán mucho las temperaturas?

Lo cierto es que no tanto como se podría pensar. En España asociamos una entrada de aire norteafricano con temperaturas muy altas, pero en esta época del año no ocurre de igual forma que en verano.

Las temperaturas tienden a subir en este inicio de la semana en muchas zonas, pero no más allá de los 18, 20 o 22ºC como mucho. Y eso en el extremo sur, ya que en el resto continuaremos con temperaturas de apenas 12, 14 o 16ºC

La presencia de ese polvo sahariano y la propia nubosidad y precipitaciones no permiten que los termómetros puedan subir demasiado. Además, en esta época del año no hay tanto calor acumulado en el interior de África, por lo que apenas hablaremos de un ambiente algo más templado en algunas zonas, sin más.

¿Hasta cuándo esta situación?

La duración de este episodio de polvo y precipitaciones de barro dependerá de por cuánto tiempo permanezca la borrasca entre Canarias-norte de África y la península Ibérica.

En principio, todo indica que la calima tenderá a retirarse durante segunda mitad de la semana con la entrada de una pequeña masa de aire polar desde el norte, pero el polvo sahariano podría mantenerse todavía en algunas zonas del extremo sur

 

Puedes seguir cada situación a través de nuestra cuenta de twitter @MeteoIberiaEs y facebook MeteoIberia.es, donde estarás informado en todo momento con actualizaciones de última hora.

el tiempo@meteoiberia.es

COMENTA ESTA NOTICIA

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí