•  
  •  
  •  
  •  

La situación anticiclónica reinante esta semana en gran parte del país está permitiendo ver con claridad algunos de los efectos directos de las lluvias caídas a lo largo de esta húmeda primavera. La vegetación se ha abierto paso en amplias zonas, y de manera incluso más evidente que años anteriores por estas mismas fechas.

El satélite TERRA de la NASA tomaba la imagen superior el pasado miércoles, 20 de mayo, en la que vemos claramente ese verdor generalizado abarcando la mayoría de regiones españolas, pero también Portugal y Francia destacan con un aspecto bastante llamativo por la generalizada cobertura vegetal.

En la península, es especialmente destacable en el oeste y norte por la homogeneidad del verdor, aunque se nota también en prácticamente todos los sistemas montañosos con esos tonos más oscuros que responden a otro tipo de suelos-vegetación que los de zonas llanas, incluso en los sistemas montañosos del sureste.

Y es que, recordemos, las lluvias de esta primavera han tenido especial presencia en las regiones del sur debido a la persistente configuración de bloqueo anticiclónico en el entorno de Escandinavia, UK o Islandia, derivando el paso de borrascas mucho más al sur de lo habitual.

De hecho, toda esta vegetación visible desde el espacio podemos relacionarla claramente con la distribución de las cantidades de lluvia acumulada en lo que va de año hidrológico, como muestra la siguiente comparación que os hemos generado.

En ella vemos cómo, por lo general, las áreas de mayor acumulación de lluvia (zonas montañosas) se corresponden con las zonas de mayor vegetación, al igual que los ‘huecos’ de menor precipitación en el mapa se corresponden con los suelos más amarillentos (mesetas y valles); todo ello, claro está, influenciado por nuestra orografía y diversidad geográfica en la península.

Con el mes de junio a la vuelta de la esquina, lo esperable es que ya no tengamos más episodios de lluvias generosas, por lo que este verdor debería ir cambiando al amarillo a medida que la intensa insolación y las altas temperaturas vayan afectando a la península.

A partir de ahora, sólo las tormentas pueden aportar cantidades de agua importantes de forma puntual, aunque, eso sí, de mala manera. Veremos si en lo que queda de primavera o al inicio del verano se configura alguna situación favorable para el paso de frentes, o de tormentas generalizadas.

 

Puedes seguirnos a través de nuestra cuenta de twitter (@MeteoIberiaEs) y en facebook (MeteoIberiaEs), donde podrás enterarte al momento cada vez que publiquemos.

eltiempo@meteoiberia.es


  •  
  •  
  •  
  •  

COMENTA ESTA NOTICIA

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí