A las 12:51 horas de este lunes 15 de enero de 2018, un terremoto de magnitud 4,4 en la escala Richter, con epicentro en Arraiolos (Portugal), sorprendía con intensidad en la capital lusa, así como en numerosas poblaciones portuguesas, extremeñas y andaluzas con una notable sacudida.

El seísmo se ha producido a una profundidad estimada de entre 12 y 16 kilómetros, y muchas personas afirman haberlo sentido con claridad a la hora citada.

De momento no se han reportado daños materiales destacables, ni tampoco personales. Tan sólo algunos desperfectos puntuales en fachadas de edificios antiguos, sin mayores consecuencias.

En Badajoz, la intensa sacudida provocaba cierto sobresalto entre los numerosos estudiantes que se encontraban dentro de la Biblioteca de la Universidad de Extremadura, tal y como refleja el siguiente vídeo.

Por otro lado, se han registrado pequeñas réplicas (en principio no sentidas) por ‘reajustes’ del terreno en torno al epicentro del seísmo principal. Todas ellas de magnitud 1,3 a 2,5 en la escala Richter, desde las 12:55h hasta las 13:28h.

Es relativamente común en nuestro país que, de vez en cuando, se produzcan terremotos de intensidad leve, pero no superiores a la magnitud 4-5 en el oeste peninsular; lejos de las regiones de mayor actividad sísmica como el Golfo de Cádiz o el Mar de Alborán.

Y es que hoy se ha dejado sentir en Extremadura uno de los terremotos más intensos vividos hasta ahora en los ‘registros modernos’. El mapa inferior muestra, ordenados por magnitud, los terremotos desde 1960 hasta la actualidad (la estrella es el de este lunes).

Si has sentido algo al respecto, no dudes en hacerlo saber a través de este formulario oficial del Instituto Geográfico Nacional, en el que puede darse parte de lo sucedido y de cómo se ha sentido.

COMENTA ESTA NOTICIA

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí