Imagen webcam Hotel Alfonso XIII - 5:00 am, 21 junio 2021

Minutos antes del amanecer de este pasado lunes 21 de junio, sorprendía en los cielos de diversos puntos de la geografía española un espectáculo luminoso que muy pocas veces puede ser visto en nuestras latitudes, y mucho menos desde zonas tan al sur como el sur de España.

Unos extraños filamentos nubosos de color azul eléctrico muy brillantes aparecían desde el norte, aún en mitad de la oscuridad de la noche, destacando del resto de nubes que sobrevolaban la península en esos instantes y que ni siquiera estaban todavía iluminadas por el sol.

El fenómeno corresponde a las denominadas nubes noctilucentes (o nubes mesosféricas polares) situadas a unos 80 km de altura, y que comúnmente sólo suelen verse en verano en zonas polares; muy lejos de las latitudes de la península Ibérica. Se trata de las nubes más altas de la atmósfera terrestre y su observación dura apenas media hora.

Gracias a la webcam del Hotel Alfonso XIII, por primera vez en la historia queda absolutamente documentado el fenómeno desde ciudades como Sevilla, aunque probablemente también habrán sido vistas incluso desde el norte de Marruecos; muchísimo más al sur y muy cerca de la latitud récord registrada hasta ahora (tan bajo como 34ºN!).

La particularidad de este fenómeno es que su descubrimiento aún es relativamente reciente. A fecha de hoy se conoce muy poco todavía acerca de estas nubes, sobre todo en lo que a su origen se refiere. Lo cierto es que parecen sacadas de otro mundo, y no es para menos al ver ese azul eléctrico tan raro y característico, y de aspecto casi 'extraterreste' en mitad de la oscuridad.

Foto: Carlos J. Martín Carrizosa, Cáceres - Junio 2019

Según las investigaciones más recientes, estarían formadas por una mezcla entre polvo de meteoros (polvo/humo que dejan los meteoros al desintegrarse en la atmósfera) y también cierta contaminación por vapor de agua de la actividad espacial, debido probablemente al mayor número de lanzamientos en las últimas décadas/años y a que estas nubes de hielo en la media-alta atmósfera no pueden dispersarse con la misma facilidad que las nubes normales que encontramos en la troposfera.

Por lo general son de color blanco, pálido y verde-azul eléctrico. Pueden aparecer en forma de bandas sin rasgos distintivos, pero generalmente muestran una apariencia filamentosa y con muchas ondulaciones.

De momento no se sabe exactamente de qué depende su mayor presencia en latitudes medias estos últimos años, aunque -como decíamos antes- puede atribuirse al gran número de lanzamientos espaciales, así como también a cambios en condiciones de humedad/viento a dicha altura por influencia de las capas atmosféricas inmediatamente inferiores, enfriamiento de la mesosfera como consecuencia de la baja actividad solar estos años, o un combinado de todo lo anterior. Queda mucho por investigar sobre este fenómeno.

Timelapse webcam Hotel Alfonso XIII - Animado por: meteoiberia

De cualquier forma, sin duda alguna es un avistamiento muy llamativo y especial estos días en la península, y que todavía puede repetirse en alguna ocasión más durante estas inmediatas semanas.

 

Puedes seguirnos a través de nuestra cuenta de twitter (@MeteoIberiaEs) y en facebook (MeteoIberia.es), donde podrás enterarte al momento cada vez que publiquemos.

eltiempo@meteoiberia.es


Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here