Foto: Carlos J. Martín Carrizosa, desde Cáceres.

Minutos antes del amanecer de este pasado domingo, 16 de Junio, sorprendía en los cielos de diversos puntos de la península un espectáculo luminoso que muy pocas veces se ha podido observar en nuestras latitudes.

Unos extraños filamentos nubosos, bastante brillantes y de un color azul eléctrico muy llamativo, destacaban del resto de nubes de tipo alto que sobrevolaban la península en esos instantes, y que ni siquiera estaban aún iluminadas por los rayos del sol, dada la temprana hora de la mañana.

Estos filamentos brillantes correspondían a nubes noctilucentes o nubes mesosféricas polares, situadas a una altura de entre 70-80 km y que comúnmente son observadas sólo en latitudes mucho más al norte que la península Ibérica. Se trata de las nubes más altas de la atmósfera terrestre y su observación dura muy poco tiempo.

La particularidad de este fenómeno es que su descubrimiento ha sido relativamente reciente y, a fecha de hoy, se conoce muy poco todavía acerca de estas nubes, sobre todo en lo que a su origen se refiere. Lo cierto es que suelen tener un aspecto propio de otro mundo… ¡y no es para menos!

Según las investigaciones más recientes, estarán formadas por una mezcla entre humo de meteoros (humo que dejan los meteoros al desintegrarse en la atmósfera) y restos de la congelación del agua expulsada por los Transbordadores Espaciales, debido probablemente al mayor número de lanzamientos en las últimas décadas y a que estas nubes de hielo en la media-alta atmósfera no pueden dispersarse con la misma facilidad que las nubes normales que encontramos en la troposfera.

Por lo general son de color blanco, pálido, azul eléctrico. Pueden aparecer solo como bandas sin rasgos distintivos, pero generalmente muestran una apariencia tenue y filamentosa y con ondulaciones.

De momento no se sabe exactamente de qué depende su mayor o menor presencia en latitudes medias, aunque, como decíamos antes, puede atribuirse al aumento en el número de lanzamientos espaciales, así como también a cambios en condiciones de humedad/viento a dichas alturas por influencia de las capas atmosféricas adyacentes.

Timelapse de la ciudad de Flensburg (norte de Alemania), en el amanecer de este lunes 17 de Junio 2019

Sin duda, un avistamiento muy llamativo y especial estos días en la península, que no se repetía -al menos- desde el año 2012, cuando se observaron incluso desde el sur del país; aunque, eso sí, de manera más discreta que en esta ocasión.

 

Puedes seguirnos a través de nuestra cuenta de twitter (@MeteoIberiaEs) y en facebook (MeteoIberia.es), donde podrás enterarte al momento cada vez que publiquemos.

eltiempo@meteoiberia.es

COMENTA ESTA NOTICIA

Please enter your comment!
Introduce tu nombre aquí